Inician campaña para salvar vida niño dominicano

0
80

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK.- La abuela y otros familiares del niño dominicano Lisander Sánchez Rodríguez, de 5 años de edad, que padece de la rara enfermedad Hipotonía Periférica Motora, ha sufrido tres paros respiratorios y está en cuidados intensivos en el hospital de niños Arturo Grullón de Santiago, ha abierto una campaña para tratar de salvarle vCampaña en NY para salvar niño dominicanoida.

Otro paro respiratorio podría acabar con sus ilusiones de recuperarse y seguir viviendo. La madre, Lisandra Rodríguez y la tía Lucía Rodríguez, aparecieron en el noticiero del canal 47 de Telemundo, pidiendo desesperadamente la ayuda de la comunidad y el consulado dominicano.

La madre dice que sólo en los Estados Unidos, habría posibilidad de evitar que su hijo muera. El menor, que en un vídeo que le grabó la madre aparece cantando “Dios sálvame”, conmoviendo a todos los que lo han visto, padece la enfermedad neuronal que ha degenerado sus sistema nervioso.

El padecimiento, afecta la musculatura del cuerpo, que al no poder tener movimientos, se estancan  y no crece, impidiendo que los pacientes pierdan sus habilidades motoras como caminar. “Él nació como un niño sano, fuerte, gordo y que nadie podía pensar que pudiera tener ese problema”, relató la madre que se encuentra en la República Dominicana al lado del hijo.

La abuela, que ha visitado frecuentemente el nieto, dijo que según van pasando los meses, el niño se pone peor y pierde las fuerzas de los huesos y los músculos. “Tiene tres años siendo tratado con terapia aquí (República Dominicana), pero eso no lo hecho nada, porque no tienen los aparatos que se necesitan”, dijo la madre.

Ella describe a Lisander como un niño activo, alegre y muy hábil y añadió que desde hace tres años, está pidiéndole a Dios el milagro de la sanación. La madre narra que el niño insiste todos los días en que quiere salvarse para cuidarla y ayudarla.

El niño no ha experimentado hasta ahora una mejoría visible, mientras fuertes dolores y cansancio lo devoran progresivamente. Entubado, fláccido y sin poder moverse, la imagen del niño estremece el corazón de los más crueles.

La mamá explicó que los paros respiratorios sufridos por el niño, se han debido a la falta de oxígeno. “Desde que se despierta, sus primeras palabras son mami, te amo, pero lo que siento es que tiene dolor, no puedo hacer nada para ayudarlo”, añade la madre.

Ella agradece el esfuerzo que hacen los pediatras del hospital infantil con la enfermedad del niño, pero la falta de recursos, equipos y avances tecnológicos, obstaculizan la sanación del menor. “Lo que yo quiero es quedar con la satisfacción de que lo hice todo por él”, dijo la madre.